Atrevete Ahora

Un chat sobre parejas y relaciones

¿Tu amor es del tipo imposible?

Algunas personas, especialmente algunos poetas, acostumbran ver algo muy bello, sublime y hasta noble en cultivar un amor platónico, de esos que deben vivirse a la distancia, solamente a través de la fantasía, en los más recónditos lugares de la mente y el corazón de los amantes.

En general, ese tipo de amor está dirigido a personas que, hasta nuevo aviso, son “imposibles”. Sí, esas personas a las que, por cualquier motivo, no puedes acercarte, ya sea por estar muy lejos físicamente o porque representan un alto riesgo, un peligro inminente. Puede ser el jefe, el novio de la mejor amiga, la mujer del tío y hasta personas famosas, que viven una realidad muy, pero muy diferente de la realidad de quien las ama. En fin, personas comprometidas o no disponibles.

Como tema de poesía, convengamos, realmente da para mucho. Rinde. Sin embargo, en el día a día, si te pasas demasiado tiempo mirando o, peor todavía, poniendo demasiadas expectativas en corazones prohibidos, es hora de rever tus creencias sobre la posibilidad de realmente ser feliz en el amor.

El hecho es que todos tenemos creencias que, en última instancia, ejercen una influencia significativa sobre nuestras elecciones más íntimas. Todavía más cuando son inconscientes, o sea, cuando ni nos imaginamos que nos están guiando. Y cuanto menos nos conocemos, cuanto menos observamos nuestras acciones y la dinámica que establecemos en las relaciones que vivimos, menos tendremos noción de cuáles son las creencias que están determinando a quien atraemos y a quien rechazamos.

Por eso, si te acostumbraste a descubrirte enamorado de personas con las que sabes que, por mayor que pueda ser el deseo, nunca va a pasar nada… Entonces es hora de cuestionarte y, en silencio, esperar a que te llegue la respuesta: ¿por qué será que prefieres justamente lo que no es posible? ¿Por qué será que estás relacionando amor con dificultad, dolor, angustia y frustración?

¿No será que, bien en el fondo, tienes muchísimo miedo de interesarte por alguien que esté disponible y, frente a la posibilidad real de comprometerte, no saber qué hacer, cómo actuar, cómo demostrar lo que sientes y quien eres? O tal vez estás tan bien acomodado en ese lugar del que no tiene suerte en el amor que ya no sabrías qué hacer si te dieras cuenta de que eres artífice de tu propia suerte.

En fin, los motivos que puede llevar a alguien a elegir los caminos más improbables y tortuosos en la búsqueda de la felicidad y la realización del amor pueden ser muchos y de lo más variados.  Y si ese es tu caso, ¡la única persona que puede descubrir cuáles son tus motivos eres tú mismo!

Mi sugerencia es que por lo menos te mires, te cuestiones, por lo menos trates de darte cuenta de cuál es tu miedo. ¿A qué te estás apegando? ¿Qué puerta todavía falta abrir adentro tuyo para que el amor fluya ligero, libre y suelto en tu vida?

Y puedes estar seguro de que, tarde o temprano, sin intimidarte frente a tu derecho a ser feliz, te vas a descubrir amando bien de cerca y de verdad, ¡con todas las bendiciones del universo y de las personas más importantes de tu historia!

  • Rosana Braga Consultora de parejas

    Consultora de parejas. Especialista en Comunicación y Gentileza". Periodista, Disertadora, cursa Psicologia y es autora de los libros "O poder da gentileza"(solamente en portugués) Y "Faça o amor valer a pena"(solamente en portugués), entre otros. En su tiempo libre hace deliciosos bocadillos y adora jugar racquetball.

    Ver todos os artigos de Rosana Braga

Comentários

Leave your comment here